Fecha llegada:
Fecha salida:
 

Hotel familiar, cercano y orientado al cliente – Vacaciones en el hotel rural Son Cosmet

Las vacaciones soñadas en la auténtica Mallorca: una finca con mucha historia, tradición y rodeada de un fantástico paisaje.

Son Cosmet es más que un hotel: en una antigua posesión mallorquina de 150 ha se encuentra el pequeño hotel rural Son Cosmet. El origen de esta finca se remonta al siglo XIII de cuya época todavía se conserva su primitiva casa de estilo gótico. Sus diez habitaciones están situadas en el edificio principal de la propiedad, sus amplios salones y dependencias mantienen el encanto rural de antaño. El mobiliario del S. XVII y S. XVIII, restaurado cuidadosamente, y los diferentes elementos históricos de la casa consiguen crear un ambiente único que enamora a todos los huéspedes. Existe un equilibrio perfecto entre la conservación de lo antiguo y los estándares de calidad de la actualidad, garantizando así, el confort de los huéspedes en un ambiente de otra época: aire acondicionado, televisión satélite, WIFI, modernos y completos baños con bañera y/o ducha independientes, camas cómodas. Los tejidos y menaje son de alta calidad.

 
 
Hotel familiar, cercano y orientado al cliente – Vacaciones en el hotel rural Son Cosmet

 
 

Vacaciones en Son Cosmet: Tradición, naturaleza y cerca de la playa en un ambiente de otra época, está garantizado

Son Cosmet es un hotel familiar. El auténtico estilo tradicional mallorquín, la hospitalidad y el afectuoso personal son los ingredientes fundamentales para disfrutar de unas vacaciones perfectas en Mallorca. El hotel se levanta sobre una pequeña colina y está rodeado por jardines prados y campos. Este lugar es ideal para disfrutar de la paz y de la tranquilidad y desconectar de la vida cotidiana.

El bonito jardín con bugambiliias, adelfas, flores de temporada, naranjos, limoneros y granados ofrece diversos y bellos lugares para el descanso. Uno de ellos es la piscina de borde infinito (17 m x 12 m) con cómodas tumbonas donde disfrutar de la tranquilidad y de la suave brisa mallorquina y escuchar el canto de los pájaros.

Son Cosmet está situado a 2 km de la población de Campos que cuenta con variedad de tiendas, restaurantes y cafés. El mar también está muy cerca, a tan solo 10 km se encuentra el parque natural de Es Trenc, un auténtico paraíso.

El pequeño hotel con encanto garantiza a sus huéspedes un disfrute de la gastronomía mallorquina: el día comienza con un variado desayuno buffet con productos locales y una carta de huevos. Durante el día el huésped tiene a su disposición, snacks y bebidas, y dos veces a la semana se ofrece servicio de cenas temáticas.

Son Cosmet es el lugar ideal para desconectar del stres.

 
 
Vacaciones en Son Cosmet: Tradición, naturaleza y cerca de la playa en un ambiente de otra época, está garantizado

 
 

La historia La finca, una típica “possessió” mallorquina

La finca, que ya fue habitada en 1.200 a.C. y posteriormente por los romanos y árabes, Pertenece a la misma familia desde el s. XVI. La propiedad fue pasando de generación en generación, sin dejar de evolucionar. Para la familia ha sido siempre muy importante preservar el estilo original y mantener un patrimonio mallorquín de tal autenticidad hasta hoy. El edificio principal en que se ubica el hotel está catalogado como Bien de Interés Cultural. La fachada y la estructura de la casa se han mantenido en muy buen estado y se ha complementado con los estándares de confort que los huéspedes solicitan creando así un hotel rural único.

A día de hoy aún es posible ver una cueva talayóica, una noria árabe y una gran era medieval. Un elemento muy destacable y testigo de la historia es una torre de defensa del s.XVI que fue levantada para protegerse de los piratas berberiscos.

Las extensas tierras de cultivo y su ganadería han hecho que Son Cosmet haya tenido siempre un papel económico muy importante en la región de Campos. La finca posee una yeguada de caballos trotones que compiten semanalmente en los hipódromos de Palma y Manacor, guiados por Damián, uno de los propietarios de Son Cosmet. A diario se le puede ver entrenar en las inmediaciones del hotel. Si se desea practicar equitación, la Escuela de Son Menut está a pocos kilómetros del hotel

 
 
La historia La finca, una típica “possessió” mallorquina